Noches de papel

El reloj se ha parado a las cuatro de la mañana
Estás quieta, la desilusión te congela y buscas a alguien, a quien sea
Pero solo ves ramas de árbol silbantes y unas pocas luces que van cerrándose
Caminas sola hacia atrás, como si quisieras que el tiempo volviera
Con ron y risas de promesas y jugar a no ser más que ese momento de brillo
Pero el reflejo desaparece y la luz de la mañana te da miedo
El tedio de un día más apagado tras las cortinas rasgadas por el gato
Regresas a casa con media sonrisa desdibujada y la tristeza de compañera
Nadie te espera ni esperas ya a nadie
Solo a la noche con sus palabras falsas

Anuncios