Piel grabada

Tu piel grabada a cincel en mi cuerpo
Tinta indeleble forjada en tu olor
De vainilla y cuero
Ya no soy nada más que tu
Un suspiro de noche reencontrada

Un llanto de despertar de aguacero
Esperando esa luna que no vuelve
Que marca días de azabache
Cabalgando en caballos de arena
En cualquier tiempo sin compás

La geometría de la vida
De esperas y desesperos
De espuma fresca y flores dormidas
Acaso del mal y ya marchitas
Y aún así, a veces te espero

Anuncios