Prioridades

Lo bueno y lo malo de no tener prioridades muy marcadas es que eres libre de errar todas las veces que haga falta.

Por cierto, la última equivocación la disfruté plenamente, se ve que progreso adecuadamente.

Fragmento de “Una vida colapsada” del sr. Tonooi.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s