De circunferencias, Budas y anémonas

No hay un principio sin un final, a no ser que seas una circunferencia, que no suele ser el caso. Cuando asumes este hecho te conviertes en una marea que fluye libre y relativizas las torpezas de la vida.

Algo así me esta ocurriendo. El desasosiego se transforma en paz y me siento un poco Buda… bueno, sin pasarme, no vaya a transformarme en una anémona.

Fragmento de “Una vida colapsada” del sr. Tonooi.

5 thoughts on “De circunferencias, Budas y anémonas

  1. Marcos Gual 12 diciembre, 2017 / 7:00 pm

    ¡Cuanto tiempo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s