Congreso poco filosófico

Soy un elegante asesino de mujeres delgadas. No voy a descubrir mi “modus operandi”, tan solo diré que su belleza se mantiene intacta… gélida tal vez, pero eso son cosas de la muerte.

Hoy se celebra en una ciudad distinta, las ciudades normales no suelen acoger este tipo de cosas, el 17º congreso de psicópatas asesinos. Me he puesto elegante. Es mi primera asistencia a un evento de este tipo, así que estoy un poco nervioso. Observo a mi alrededor y solo distingo rostros fríos y duros con miradas borrosas y dientes expectantes, da un poco de miedo. Me siento en una mesa rodeado de tipos aún más espeluznantes, al poco de oír sus bruscas y entrecortadas conversaciones me doy cuenta que he ido a parar a una mesa de descuartizadores.

Hago acopio de fuerzas y decido meter baza, nada más desafortunado. Comento que lo que hacen es estúpido, pues según la teoría de la holística que postula Aristóteles el todo es mayor que la suma de las partes. No les hace ni pizca de gracia. Supongo que no debí beber tanto Martini. Sos ojos de rojo ira se clavan en mi humilde persona… un largo e incomodo silencio, por llamarlo de alguna manera, y me despido atropelladamente… y aquí sigo tres días después, encerrado en este estúpido retrete.

Fragmento de “Memorias de un asesino” Anónimo (Hasta que me pillen)

Anuncios

5 thoughts on “Congreso poco filosófico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s