Primera vez

Ella se acercó muy despacio y rozó mis labios levemente, como jugando a quererme. Debí morir un poco. Se detuvieron mi pulso y respiración y mi mente se nubló. Se percató enseguida de mi azoramiento y con una sonrisa medio escondida me cogió de la mano… Jamás sentí nada como aquella primera vez.

Fragmento de “Levitaciones de un adolescente” del sr. Tonooi

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s