Primera vez

Ella se acercó muy despacio y rozó mis labios levemente, como jugando a quererme. Debí morir un poco. Se detuvieron mi pulso y respiración y mi mente se nubló. Se percató enseguida de mi azoramiento y con una sonrisa medio escondida me cogió de la mano… Jamás sentí nada como aquella primera vez.

Fragmento de “Levitaciones de un adolescente” del sr. Tonooi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s