Tiempo de verano

Mis pasos chapotean contra el agua cálida de la orilla. Luce un espléndido día de mar calmo, quizá lo necesite para apaciguarme un poco. Estoy un poco tenso, los últimos días han sido de locos. Mientras camino oigo “Summertime” de Annie Lennox en el iphone que me ha dejado mi hermano y veo cruzarse delante mío el bullicio de una mañana de domingo.

Gente de toda condición acompañan mi banda sonora formando imágenes cinematográficas. La suave brisa en la cara, las personas mudas… la música, todo forma parte de una perfecta composición. Acelero para mezclarme con el viento. Bebés, ancianos, hombres, mujeres, extranjeros, niños, gordos, flacos… pasan sobre mi y absorbo su belleza.

La playa es larga, al igual que mis días. Aprovecho para no sentir más que lo que oigo y veo. Los demonios esperan atrincherados. Que esperen, ya me acecharán más tarde. Tiempo de verano, no hay nada más en esta playa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s