16 años

La chica apenas contaba 16 años cuando la conocí. Era una mariposa perfecta. Su padre la llevó aquella noche al restaurante y mi alma de coleccionista se abrió, pero Helena, así se llama, jamás pertenecerá a nadie y sus alas se desplegarán libres. Tengo mi código.

– Por favor, puede felicitar al chef.- El padre
– No hace falta caballero, enseguida sale.- El camarero

Aparezco.

– Mi enhorabuena Matías. Una cena sublime.
– Muchísimas gracias Horacio, un placer siempre verlo por aquí.
– Amigo mío, le presento a Helena, mi hija, celebramos su próximo 16 aniversario.
– Un placer señorita, espero haya disfrutado de la cena.

Helena entorna los ojos tímidamente y se ruboriza un poco. Mi corazón late rápido. Mantengo la compostura, soy un profesional.

Esa noche salí de caza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s