María (Sorrento, 2001)

  • Sabes algo de Guido?
  • Es curioso que preguntes por él a estas alturas. Hace ya mucho tiempo que salió de Sorrento tras los pasos de su quimera.
  • Pensé que echaría de menos las sirenas. No se? Se me ocurrió.
  • María, María… Aún te gusta, eh?
  • Que va! Es un tonto. Hace casi un año ya…
  • Guido necesitaba soñar.
  • Y no podía hacerlo aquí, con nosotros?

La luz se apaga y María no duerme. Piensa en los besos perdidos, en los abrazos no dados. La inquieta humedad de la noche la acompañará durante mucho tiempo. Piensa en Guido, en las sonrisas ausentes, en las miradas escondidas, en que siempre habría otro día, otro amanecer.

No siempre lo hay. El se marchó y ella quedó con la palabra muda. Tenía tantas cosas que decirle. María se olvidó de que el tiempo solo corre hacia adelante, de que las cosas se pueden perder en un pequeño instante. Esta noche mirará una estrella y se sentirá un poco más cerca de él.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s