Océano

“- Has tardado, te estaba esperando.- comenta el gato blanco.
– Ufff! Estaba terminando “Solaris” de Lem.- resopla el gato negro.
– Vaya por el dios de los gatos! El libro favorito del sr. Tonooi… si es que me voy a quedar solo.- termina el gato blanco.”

Hoy paseo solo. Todo parece estar en su sitio, pero he confundido la realidad y el deseo tantas veces… Me pregunto si soy líquido. Si de verdad he aprendido algo durante el camino recorrido.

La tarde de sol apagado me enfría un poco. Hoy no pienso en curvas, hoy retrocedo al ayer sufrido. Quizá ayer y hoy no sean conceptos lejanos en la mente. Me pregunto por qué siempre me han gustado las chicas surrealistas, dadaistas, cubistas, naïf y demás alternancias posibles. Por atracción a lo diferente, o tal vez porque la realidad me aterraba? Una realidad inventada por otros de profundas raíces que me atrapan y desarman. Una sociedad de valores cambiados que no comprendo, que puedo racionalizar pero nunca sentir como propia. Me gustaría vivir en un mundo más mutable; donde el dogma fluya hacia la curiosidad.

Mis recorridos con Gra, Lía y Silvia por distintos parajes, desde jardines japoneses hasta los senderos más yertos, me reconcilian con la tierra y la carnalidad. Con el deseo simple de amar lo terreno; pero lo cierto es que siempre suspiraré por el Océano.

Fragmento de “Una vida colapsada” del sr. Tonooi.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s