Días diluidos ( de mi amigo JJ)

7:10 como todos los días a esta hora, capturo el amanecer con mi objetivo.
Quizá la última fotografía del amanecer sobre Pico. Nuestro trabajo está terminando.
Tonooi no es tan raro como parecía. Anoche Nuria, Silvia, Daniel y yo vimos a Tonooi llorar. Lo encontramos en una taberna, medio borracho, vestido con un viejo gabán raído. Recitaba poemas en açorino antiguo, una lengua que solo conocen los viejos del lugar, los balleneros que no emigraron. A su lado una botella de vino y una especie de laúd de metal, un extraño instrumento al que sacaba una especie de lamento, como el rumor de una ballena, y en sus ojos había lagrimas.
Tonooi es humano, jodidamente humano. Y lo de anoche… es otra historia…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s