Diurno

“Y así fue como llego un día en que me transforme en diurno, quizá todavía de luz desangrada, pero incapaz ya de soportar las miserias de lo oscuro. Ya no aúllo en la larga noche, me cansé de las dentelladas de los lobos, tan solo me lamo de vez en cuando las cicatrices”

Fragmento de “Una vida colapsada” del sr. Tonooi

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s